Día de la Reconquista

Desde hace 21 años (12 de agosto de2011), que la Junta de Estudios Históricos de Montserrat, realiza en el Patio de los Capellanes, de la Iglesia de San Juan Bautista, de Alsina y Piedras, (entonces, San Carlos y San Juan, respectivamente, a cargo hoy de los padres bayoneses, del Sagrado Corazón de Betharram), las Jornadas de recordación de la Reconquista y Defensa de Buenos Aires, que tuvo lugar en la misma, en 1806 y 1807.

En el período virreinal, la población de la ciudad creció, hasta llegar a tener poco más de 28mil habitantes locales y 12mil en la campaña, según el censo realizado por el virrey Vértiz. Con primacía demográfica de hombres. Atribuído esto, a las tareas que realizaban por las facilidades otorgadas desde la península al comercio, el auge mercantil, el aumento de la burocracia y las milicias. Como consecuencia de ello, los cambios económicos suscitados, fueron muy importantes y las diferencias sociales se manifestaron de inmediato.

Los habitantes, peticionaron a las autoridades, la creación de un monasterio, de clausura, para aquellas mujeres que por dificultad de sus familiares, ser pobres, no pudieren brindarles el necesario apoyo económico (dote) para formar una familia y que por devoción a Dios, accedieran a la pequeña contribución necesaria para ingresar al mismo. La Congregación de las Hermanas Clarisas capuchinas, había llegado a Buenos Aires en 1747 y al poco tiempo, tomó posesión de la Iglesia de San Juan Bautista. El capitán D. Juan de San Martín, les ofreció en donación el terreno contiguo a la misma, para la construcción del Convento, donde aquellas se instalaron a mediados del año 1767. Para producir luego, sucesivas reformas edilicias, hasta concluirlas en 1797.

Durante los enfrentamientos bélicos, por las invasiones inglesas, el Convento fue usado como Hospital, para los heridos de ambos bandos. El patio central fue el ámbito utilizado para asistir a los mismos. Allí quedaron luego los muertos, caídos en las jornadas del 12 de agosto de 1806 y del 5 de julio de 1807.

Ante el temor de una nueva invasión, (se rumoreaba que llegarían 20mil hombres, en más de 100 navíos) se armaron en Buenos Aires, milicias para asegurar la defensa. Fueron cuerpos formados por españoles y por criollos. Entre los primeros recordamos, los Tercios de Gallegos, de Andaluces, de Cántabros-Montañeses, de Miñones de Cataluña y de Vizcaínos. Entre los segundos, la Legión de Patricios Voluntarios Urbanos, hoy Regimiento de Infantería Motorizada Patricios, los Cazadores Correntinos y la Compañía de Granaderos de Infantería.

Las Hermanas Clarisas permanecieron en el Convento hasta hace muy pocos años. Cuando ellas y su importante archivo histórico se trasladaron, al Partido de Moreno, en la Provincia de Buenos Aires.

Bajo la cripta, del convento, aún se hallan restos de aquellas heroicas "nobles pobres", monjas capuchinas.

En la actualidad, el Convento y la Iglesia forman parte de un mismo conjunto edilicio. Fue unos de los primeros templos que se construyeron en el Buenos Aires Virreinal. (Antes lo fueron, la primer parte de San Francisco y San Ignacio). El Patio de la Reconquista, y lo que resta del Monasterio, es original y su cripta, se encuentran en buen estado de conservación. Se ha demolido gran parte del atrio y la quinta para dar paso a la construcción contigua, del Hotel Intercontinental.

Profesor Emilio Santabaya

 

Mantis Diseño Web . © 2007